La trufa es un tesoro gastronómico que se ha vuelto cada vez más popular en los últimos años. Su aroma y sabor únicos la convierten en un ingrediente muy apreciado en la alta cocina. Existen diferentes variedades de trufas, pero hoy vamos a comparar dos de las más conocidas: la trufa de invierno de Teruel y la trufa de verano.

¿Qué hace que estas trufas sean especiales?

trufa invierno TeruelLa trufa de invierno de Teruel, también conocida como Tuber Melanosporum, es considerada una de las mejores variedades de trufas del mundo. Su temporada de recolección va desde diciembre hasta marzo y se caracteriza por su intenso aroma y sabor. Esta trufa tiene una apariencia rugosa y su color varía entre el negro y el marrón oscuro. Es muy apreciada en la alta cocina y se utiliza en platos como risottos, pastas y carnes.

Por otro lado, la trufa de verano, conocida como Tuber Aestivum, tiene una temporada de recolección que va desde mayo hasta agosto. A diferencia de la trufa de invierno, su aroma y sabor son más suaves, pero aún así aporta un toque de distinción a los platos en los que se utiliza. Su apariencia es similar a la trufa de invierno, pero su color puede variar entre el negro y el marrón claro.

¿Cuál es la diferencia entre la trufa de invierno y la trufa de verano?

Más allá de la temporada de recolección, la principal diferencia entre estas dos trufas radica en su aroma y sabor. La trufa de invierno tiene un aroma más intenso y un sabor más pronunciado, lo que la convierte en la preferida de muchos chefs. Por otro lado, la trufa de verano tiene un aroma más suave y un sabor más delicado, lo que la hace ideal para aquellos que buscan una experiencia trufera más sutil.

¿Qué trufa es mejor?

La elección entre la trufa de verano y la trufa de invierno de Teruel depende del gusto personal y del tipo de plato en el que se vaya a utilizar. Si se busca un sabor intenso y aromático, la trufa de invierno es la opción perfecta. Su potente aroma y sabor la convierten en un ingrediente estrella en cualquier plato.

Por otro lado, si se busca un sabor más suave y delicado, la trufa de verano es la elección ideal. Aunque su aroma y sabor son menos intensos que los de la trufa de invierno, sigue siendo una adición deliciosa a cualquier plato.

Confía en profesionales para comprar trufas de Teruel

En conclusión, tanto la trufa de invierno de Teruel como la trufa de verano tienen características únicas que las hacen especiales. La elección entre una u otra depende del gusto personal y del tipo de plato en el que se vayan a utilizar. Ambas trufas aportan un toque de distinción y sabor a cualquier receta, convirtiéndola en una experiencia gastronómica inigualable.

Si estás buscando trufas de alta calidad, no dudes en visitar nuestra tienda online. En Trufas Gorriz nos dedicamos a la recolección y venta de trufas frescas, garantizando la máxima calidad en cada uno de nuestros productos. Contamos con amplia experiencia en el sector que nos permite ofrecer a nuestros clientes los mejores ejemplares de trufas de invierno de Teruel y trufas de verano. No te pierdas la oportunidad de disfrutar de estas delicias gastronómicas en tu propia casa, ¡visita nuestra tienda online!

 

>> Ver tienda de Trufas Gorriz <<